A veces siento que he cumplido mi tiempo en casa,

y salgo a cubrir los cielos,

a llenar tanto vacío,

pero nadie quiere abrazar a un poema,

prefieren sumergir las manos en agua fría…