Cuando escribo de amor

es porque anhelo al amor,

a una mujer que me ayude

a no pensar en la máquina del tiempo,

pero cuando escribo sobre la muerte

es porque anhelo a la muerte,

al viento moviendo a las rocas…