Archives for the month of: February, 2015

Cuento las palabras,

las palabras son reclusas,

peligrosas en el patio,

inofensivas entre los barrotes,

y paso revista por las noches,

para volver a ver su brillo opaco…

El dolor es el principio del hombre,

un signo que se vuelve silencio,

un signo que se vuelve lenguaje,

y como toda imagen tiene un nombre,

y toda cosa guarda una última palabra,

metáfora y paradigma,

el dolor es el principio del hombre…

Me acuerdo de ti cuando corrijo un poema,

esa cosa malhecha

como el cuerpo y el alma

comiéndose al hombre.

 

Me acuerdo de ti

como la peste en Atenas,

qué triste es el amor,

locura y brebaje…

Los otros,

la responsabilidad del hombre,

concreta lo que se abstrae,

y une lo que separa,

hasta desmayar

como una vieja máquina embrujada…

Sólo deja que me diluya para que todo sea más poético,

separa la impureza de mis deseos,

y no confundas a la materia

con el tratado de un medicamento,

porque mi herejía es el dogma que tú has establecido,

cuando no hacemos el amor,

y los dos estamos solos en los rascacielos de un latifundio…

Desde que Platón expulsó a los poetas

las sombras son esposas,

las metáforas miradores,

el hombre un puñado de silencios,

y la tierra un acuario en el espacio…

Paradigma es dolor,

dolorosa incertidumbre de la fuerza,

entre el deseo y la pereza

mis razones reposan

antes de abandonar a la Tierra…

La tinta oscurece a las lágrimas,

la pluma es un columpio en las nubes,

las palabras son el silencio del bosque,

y la carne se vuelve papel

como el amor en el agua…

Canto con la luz de mis venas,

para distinguir a las palabras,

palabras como liebre y lobo,

palabras que en la naturaleza

saltan, vuelan y corren,

sin el oprobio con el que morimos los poetas…