Canto con la luz de mis venas,

para distinguir a las palabras,

palabras como liebre y lobo,

palabras que en la naturaleza

saltan, vuelan y corren,

sin el oprobio con el que morimos los poetas…