No sé hasta cuándo seguiré viviendo

como un ‘vino quemado’ entre cubas de roble,

este suelo es de piedra suelta,

y cuando llueven uvas blancas,

un sarcófago se come hasta los dientes…