Tocar la piel de un pañuelo,

mirar con extrañeza la mañana,

oler un libro nuevo,

ser una araña entre las paredes,

y volver a nacer como la mugre en el agua…