Quiero esconderme sin contexto,

jugar sin juguetes y dormir sin remedios,

aparecer y desaparecer a las partituras que no me gustan de mi cuerpo,

y escuchar una conversación adulta,

para que las palabras no se oculten

como los que esperamos enfermar para ser sinceros…