Me traicionó la nada,

la nada es el enemigo,

aunque no pueda definirla,

ni mucho menos completarla,

pero su contradicción es profunda

como la inteligencia ciega,

un invisible invento que a veces es simple,

como una respuesta correcta,

o una cosa sin nombre…