Vivo entre lagartijas,

converso con salamandras,

todos nos arrastramos,

en realidad somos serpientes,

cambiando como el color

de una fruta de Cezanne o Monet…