Cambiaría mi cueva por dejar

un rastro luminoso en el cielo

y en vez de beber licores añejos,

quisiera ser un sinfín de formas,

un objeto menos dramático para

ser un hombre menos soberbio…