Te regalo un poema,

ábrelo con tus manos

(las raíces visibles de un árbol),

escribe la palabra plata

en una hoja seca

contra mi espalda

y déjala ir con el agua…