Guayaba, pomarrosa y plátano,

para los afortunados

una macedonia de frutas

y cera de abeja,

derramando vino,

sobre los ojos impávidos

de los poetas…