Las rosas son deidades,

su poder está en no tener poder alguno

y se abren al mundo

completamente solas,

‘crescendo’ y muriendo

como una pieza musical…