Cuando niño quería ser grande,

mentía impunemente,

ahora estoy frente al espejo,

sentado en un excusado,

escribiéndole a quienes todavía

separan lo bueno de lo malo…