Yo,

ruleta,

consecuencia,

paréntesis

y carne,

escribo con la misma piedad

que se merece un cadáver…