Soy la palabra,

la reducción de los dioses,

puro en errores y vicios,

amado por la materia,

lo perecedero y cobarde…