Confundo miel con ángel,

fiebre con forma,

hielo con paredón

y muerte con cera:

los resbalones del lenguaje

son como la voz de mi madre…